Apetito

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Inclinación que tiene por objeto una de las necesidades orgánicas (hambre, movimiento, reproducción, &c.). Su uso tuvo especial fortuna en la filosofía escolástica, distinguiéndose entre los apetitos irascibles (que se pueden coordinar con el alma sensitiva) y los apetitos concupiscibles (que se pueden coordinar con el alma vegetativa). No obstante, en el hombre se considera que los apetitos forman parte de la voluntad, en tanto que mediada por la razón.

«Apetito hace referencia a aquel impulso, generalmente considerado en sentido instintivo y más o menos irracional, involuntario o incluso inconsciente, que nos lleva o mueve a realizar alguna acción para satisfacer alguna necesidad material. Cuando se usa en el ámbito de la moralidad se le suele dar un sentido peyorativo, sin duda porque se asocia a lo irracional y a las malas pasiones o deseos. Quizá por eso Espinosa lo diferencia del deseo, diciendo de este último que es el apetito acompañado de la conciencia del mismo (Ética demostrada según el orden geométrico, III, escolio de la prop. IX.); por eso, por ejemplo, los animales no tienen deseos, sólo apetitos». Apetito - DICCIONARIO FILOSÓFICO de Centeno (https://sites.google.com/site/diccionariodecenteno/a-1/apetito)
enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional