Eduardo Burnett Tylor

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Edward Burnett Tylor nació en Camberwell el 2 de Octubre de 1832. En 1855 visitó la América del Norte; más tarde permaneció una larga temporada en la isla de Cuba, donde se hallaba accidentalmente el etnógrafo Henry Christy. En compañía de Christy recorrió Méjico, que estudiaron conjuntamente desde los puntos de vista antropológico e histórico, y el resultado de sus investigaciones lo consignó Tylor en el libro que publicó en 1861 con el título Anahuac; or, Mexico and the Mexicans Ancient and Modern. En 1865 vio la luz su segundo volumen, Researches into the early history of mankind and the development of Civilization. Ambas obras le conquistaron el aprecio de los especialistas, y ya seguro de sí mismo, el ilustre tratadista intensificó su labor investigadora en el campo de la Etnografía, publicando en 1871 su obra fundamental: Primitive culture: researches into the development of mythology, philosophy, religion, language, art, and custom.

El mérito principal de la obra de Tylor consiste en haberse anticipado en más de medio siglo a sus contemporáneos. Fue, al igual que Carlos Darwin, un egregio precursor, un verdadero genio, según Máximo Kovalevskiĭ. Por esto, sin duda, la crítica contemporánea más docta afirma que la teoría de Tylor quedará como un bello ejemplo de sagacidad y de intuición. Tylor pudo asistir a su propia glorificación, presenciando el homenaje que le rindieron cuantos autores se han dedicado al estudio de la nueva doctrina acerca de los «totems» americanos y de los «kobongs» australianos, ya estudiados en principio por James MacLennan, John Lubbock, Heriberto Spencer y, más tarde, por el sociólogo francés Emilio Durkheim.

Según René Worms, Tylor realizó con Primitive Culture una labor valerosa y arriesgada, si tenemos en cuenta que cuando él escribió su obra, predominaba en Inglaterra la creencia de que los salvajes actuales representan formas degeneradas de la humanidad, y que éstos provienen por regresión del tronco común originario. Tylor sustenta, por el contrario, que estos salvajes son los que mejor conservan las formas ancestrales, que en ellos se han venido manteniendo casi estables, en tanto que el resto de la humanidad progresa. Realizó, pues, una labor análoga a la de Darwin en lo que concierne a la evolución de las especies zoológicas, y evidenció que la demonología y el espiritismo son restos lejanos del animismo originario.

Sir Edward Tylor falleció el 2 de Enero de 1917, a la avanzada edad de ochenta y cinco años. La muerte le sorprendió rodeado de honores y después de haber conquistado uno de los más altos puestos en la historia de la ciencia antroposociológica contemporánea.

Definición de Cultura E. B. Tylor (Primitive culture) en sentido antropológico: «La cultura o civilización, en sentido etnográfico amplio, es aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos o capacidades adquiridas por el hombre en cuanto miembro de la sociedad». Incluye, por tanto, no sólo las diferentes capas en las que cabe situar a sus diferentes componentes (la subjetual o cultura intrasomática, la social o cultura intersomática y la material o cultura extrasomática), sino también a las diferentes esferas o círculos de cultura en sentido etnográfico (cultura egipcia, maya,…)

Enlaces de interés

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional