Espacio gnoseológico

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Multiplicidad de todos los componentes, elementos primarios, partes formales y materiales, &c., constitutivos de las ciencias positivas (acepción (3) de ciencia) relacionados con ellas en tanto se organiza según tres ejes: eje sintáctico, eje semántico y eje pragmático.

Estos tres ejes son existencialmente inseparables pero disociables esencialmente: los contenidos o relaciones entre contenidos dados en un eje pueden mantenerse variando los contenidos de los otros ejes.

Un espacio gnoseológico, en todo caso, genérico -es decir no específico de los cuerpos científicos -, organizado en estos tres ejes correspondientes a las tres dimensiones del espacio lingüístico, tal como ha sido analizado por Bühler y Morris, pero que, en cualquier caso, no se reduce ni se confunde con él, toda vez que los componentes analizados desde las coordenadas de este espacio gnoseológico, frente a otras teorías de la ciencia que así lo consideran, no son únicamente componentes proposicionales. Baste decir que ambos, el espacio lingüístico y el gnoseológico, tienen los suficientes puntos en común como para, teniendo al lingüístico como hilo conductor o como canon, derivar las principales dimensiones del espacio gnoseológico sobre el cual se “proyectan” y ordenan, por su propia estructura, los distintos componentes de los cuerpos científicos (objetuales, subjetuales y proposicionales, sus principios y sus modos, sus teoremas....), de tal modo que estos contenidos así proyectados, aparecen ordenados, clasificados, en función de las direcciones marcadas por cada una de estas dimensiones o ejes ortogonales de tal espacio, generando sus relieves o figuras gnoseológicas características según una combinatoria compositiva también característica determinada por tales distintos componentes.

Como resultado del análisis de los contenidos de las ciencias desde estas coordenadas, las situaciones gnoseológicas que se producen a través de tal combinatoria, en cuanto se entiende que la relación entre dos puntos del mismo eje aparece mediada por la neutralización de un tercero, arrojan los siguientes valores en tal espacio en tanto configuraciones suyas: como figuras gnoseológicas simples, dadas en cada eje en abstracto respecto de los demás, tenemos en el eje sintáctico los términos, las operaciones y las relaciones; como figuras simples del eje semántico, existen los referenciales, los fenómenos y las esencias; y como figuras simples del eje pragmático se distinguen los autologismos, los dialogismos y las normas. Los modos de las ciencias (clasificaciones, modelos, definiciones y demostraciones) se concebirán como figuras compuestas en cuanto que son modos de producir figuras simples a partir de otras (términos a partir de relaciones, &c...), del mismo modo que los principios de las ciencias (definiciones, axiomas, postulados...) serán igualmente figuras compuestas porque se toman de las figuras simples de un eje proyectado sobre un tercero. Los teoremas como figuras gnoseológicas compuestas toman su forma de la composición entre los tres ejes, alcanzando cada ciencia su sentido pleno cuando cristaliza en torno a esta figura.

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional