Finis operantis/finis operis

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

El finis operantis (fin del operante) es el fin que se propone el sujeto, la intención subjetiva de la acción. En cambio, el finis operis (fin de la obra) es el fin al cual tiende objetivamente la acción del sujeto en función de su propia naturaleza. La distinción finis operantis-finis operis resulta significativa en el sentido de que en los comportamientos prolépticos ambos fines nunca coinciden absolutamente o, dicho de otra forma, los planes y los programas de los seres humanos, en tanto que determinados por anamnesis, conducen siempre en mayor o menor grado a resultados inesperados, rechazándose así cualquier concepción de la historia como proceso autodirigido por el hombre.

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional