Flavio Claudio Juliano

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Flavio Claudio Juliano (aprox. 335-365) era sobrino de Constantino y uno de los supervivientes de la matanza familiar organizada por Constancio cuando accedió al poder. Su infancia pasó bajo el más absoluto control de Eusebio, obispo de Nicomedia, de quien Juliano y su hermano Galo recibieron lecciones doctrinales dentro del más acentuado arrianismo. A la muerte de Eusebio fueron trasladados a un castillo de la Capadocia, donde estuvieron seis años sin poder salir, soportando una continua vigilancia, siguiendo todos los preceptos de un buen cristiano. Posteriormente, completará sus estudios en Nicomedia, donde frecuentó la escuela de Libanio. Allí se produjo la renuncia de Juliano al cristianismo y su interés por el neoplatonismo y la filosofía pagana.

La falta de descendencia de Constancio motivó que sus dos primos, Galo y Juliano, pasaran a ocupar un puesto en la sucesión. Constancio nombró césar a Juliano en el año 355 y le envió a la Galia para luchar contra los peligrosos francos y alamanes. Juliano obtuvo sus primeros éxitos sobre los pueblos bárbaros y permitió que unos grupos se asentaran en la orilla izquierda del Rin, en territorio romano. En el año 360 las tropas aclaman a Juliano como augusto en París. Constancio no le reconoció y Juliano se dirigió a su encuentro pero la muerte de Constancio antes de la batalla motivó que Juliano fuera reconocido augusto de todo el Imperio.

Sus primeras medidas fueron luchar contra el cristianismo, por lo que Juliano recibió el nombre de El Apóstata. Escribió Contra los cristianos, donde criticó los dogmas cristianos, eliminó los privilegios del clero, prohibió la enseñanza cristiana en las escuelas, restituyó a sus propietarios los bienes incautados por motivos religiosos y levantó los castigos de exilio a los expulsados por Constancio. La tensión entre paganos y cristianos creció hasta llegar a enfrentamientos. Incluso intentó crear un clero pagano reclutando a sus miembros entre los más firmes defensores del paganismo. Sin embargo, los intentos de Juliano fueron vanos, ya que el cristianismo estaba ya demasiado arraigado en la sociedad. Juliano también llevó a cabo una reforma en el erario público al reducir los gastos cortesanos y los impuestos. En el año 363 continuó la guerra contra los persas, primero con éxito, hasta que las tropas romanas fueron derrotadas en la batalla de Ctesifonte, siendo el propio Juliano herido de muerte. Joviano será elegido sucesor por el ejército.

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional