Jámblico

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

El divino Jámblico
Aumentar
El divino Jámblico

Jámblico de Calcis o Yámblico (¿-330), filósofo sirio interesado en la magia, profundamente influido por la doctrina de Plotino, y discípulo de Porfirio en Roma o Sicilia, más tarde fundó su propia escuela en Siria. Incorporó ideas religiosas de una gran variedad de tradiciones y estableció la dirección tomada por la filosofía neoplatónica. De sus escritos quedan varias partes de un extenso trabajo sobre la filosofía de Pitágoras, una Exhortación a la Filosofía en gran parte compuesta por extractos de anteriores obras filosóficas, y la defensa de un ritual mágico, De mysteriis, interesante por la luz que arroja sobre las supersticiones en el siglo IV. Algunos de sus comentarios (perdidos) sobre Platón y Aristóteles fueron muy estimados por Proclo.

«Jámblico enseñó, según algunos, en su ciudad natal, pero Bidez indica que lo más probable es que profesara en Apamea de Siria. Discípulo del peripatético Anatolio y del neoplatónico Porfirio, Jámblico es considerado uno de los "miembros" de la llamada "escuela siria" del neoplatonismo, de la cual formaron parte asimismo los discípulos de Jámblico, Dexipo y Sopatro de Apamea, así como el discípulo de Porfirio y luego seguidor de Jámblico, Teodoro de Asine.

Influido no sólo por Porfirio y Plotino, sino también, y a veces más intensamente, por fuentes pitagórico-caldaicas místicas y numerológicas, Jámblico se caracteriza por acentuar los motivos místico-religiosos del neoplatonismo y por echar por la borda la tendencia a la racionalidad que había dominado gran parte de las especulaciones neoplatónicas. En efecto, mientras la religiosidad, el afán de salvación y la preparación para el éxtasis habían permanecido en anteriores filósofos neoplatónicos, y en particular en Plotino, dentro del marco de una filosofía hostil a toda exageración mistagógica, tal precaución se halla ausente en Jámblico. Además de multiplicar el número de seres que emanan de la realidad suprema, Jámblico inserta en su sistema gran número de genios, dioses y demonios tanto de la religión popular griega como de los misterios orientales. Puede decirse que el sistema de Jámblico es a la vez místico, mistagógico, alegórico y numerológico.

Según Jámblico, la realidad suprema —"la verdadera Unidad"— no es, como lo fue para Plotino, lo Uno idéntico al Bien; es algo infinitamente superior al Bien, lo inefable y absolutamente trascendente. La unidad a la cual se da el nombre de Bien es subordinada y produce el mundo inteligible, las ideas, de las cuales nace el mundo intelectual, las almas que piensan las ideas. El aritmetismo teológico se introduce en el sistema de Jámblico bajo la forma del ternario; el ternario es la manera como cada hipóstasis se desintegra, es decir, se divide en trinidades. El ternario significa en sus tres momentos el principio de identidad, el principio de emanación y el principio de conversión, esto es, el principio de la conversión de lo diverso en la unidad primitiva. El primer ternario comprende estos tres momentos —ternario primitivo, diada y tríada—, pero no se detiene en ellos; la emanación da origen a ternarios subordinados subdivididos en tétradas, a cada una de las cuales corresponden a su vez trinidades y así sucesivamente hasta la constitución de un mundo rígido de múltiples jerarquías en el cual las combinaciones numéricas corresponden siempre a la estructura de las realidades.» (José Ferrater Mora, Diccionario de filosofía (http://filosofia.org/enc/fer/fer.htm))

Enlace de interés

Icono de esbozo
Esta entrada de la Enciclopedia Symploké es, por el momento, sólo un simple boceto; que requiere un desarrollo de su contenido y/o una buena ordenación del mismo. Ampliándolo (http://symploke.trujaman.org/index.php?title=J%E1mblico&action=edit) colaborarás en la mejora esta enciclopedia.
enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional