Jacobo Federico Fries

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Jacobo Federico Fries (1773-1843). Profesor en Heidelberg y después en la Universidad de Jena, lugar donde fue depuesto durante algún tiempo (hasta 1824) por ser afín al liberalismo. Fries se opuso al idealismo especulativo postkantiano, y se centró en algunos puntos de la crítica de la razón de Kant que, a su entender, no habían sido suficientemente dilucidados. Fries negó la propuesta de Herbart de la matematización de los procesos psíquicos, en virtud de una concepción intensiva de las magnitudes psíquicas. Los planteamientos de Fries fueron considerados como un revulsivo contra la filosofía de la ciencia especulativa, por lo que fue seguida y defendida por científicos, teólogos y filósofos como Beneke, Schleiden, Mirbt, Schmid, de Wette, pertenecientes formal o informalmente a la escuela friesiana. Más tarde, se formó en torno a Leonardo Nelson la escuela neofriesiana, a la que pertenecerían Rodolfo Otto y Bousset; matemáticos, tales como P. Bernays, Carl Brinckmann, Kurt Grelling, K. Kopperschmidt, M. Kowalewski; y los psicólogos Otto Meyerhof y Arturo Kronfeld. Fries escribió sus obras en alemán.

«Los principios a priori hallados en la crítica no son para Fries absolutamente válidos para el sujeto trascendental, sino que constituyen simplemente una nueva esfera de conocimientos que requiere ulterior examen. Este examen corresponde a la experiencia entendida como reflexión interna, esto es, como un análisis psicológico que, partiendo de los hechos dados en la conciencia como indudables, permita otorgar claridad a lo que oscuramente se presiente como una evidencia. Pero la fundamentación psicológica de la crítica de la razón no equivale sin más a una disolución del objeto del conocimiento en el relativismo de la vida psíquica; el análisis no hace sino evidenciar con claridad reflexiva lo que en la experiencia interna se ofrece como cierto. De este modo, la evidencia descansa, en última instancia, en una creencia fundada en la confianza que la razón tiene en sí misma, sin que para ello sea preciso recurrir a un acto de fe que afirme oscuramente la racionalidad de lo que no es perfectamente cierto para la reflexión. En esto se distingue este tipo de reflexión de la autocertidumbre propia de los sistemas especulativos postkantianos; el autoconocimiento que Fries propugna es de naturaleza "empírica" o, mejor dicho, estrictamente descriptiva. Justamente en el curso de esta descripción se descubren los principios de la razón, que quedan fundados en cierta manera como hechos indemostrables y a la vez patentes. La "nueva crítica de la razón" tiene por misión precisamente revelar esta latencia de los principios y mostrar cuáles son los procesos que tienen lugar dentro de la conciencia desde la aprehensión sensible hasta la experiencia completa, que requiere no sólo la percepción, sino también la posibilidad de pensamiento del objeto pensado, es decir, la formalización apriórica. Las diferencias entre las formas de intuición y los distintos tipos de la intuición permiten, según Fries, fundamentar la certidumbre de cada uno de los tipos de las ciencias y de los objetos correspondientes. Pero lo que permite la posibilidad del pensamiento hace posible también la construcción metafísica y especulativa, la cual es proseguida por Fries tanto en lo que toca a la Naturaleza como en lo que se refiere al alma, si bien, una vez más, en un sentido distinto y sobre supuestos diferentes de los propugnados por el idealismo especulativo de su tiempo. De ahí que su filosofía de la Naturaleza no sea una Naturphilosophie romántica, sino un análisis crítico y especulativo a la vez, basado en los resultados de las ciencias particulares. La subordinación de la experiencia a la razón es en este caso la inclusión de las significaciones de los enunciados empíricos dentro de las determinaciones matemáticas». (José Ferrater Mora, Diccionario de filosofía (http://filosofia.org/enc/fer/fer.htm))

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional