Juan Wyclif

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Juan Wyclif (1324-1387). Nació en Hipswell (Yorkshire) en 1324. Fue uno de los primeros reformistas de la iglesia que influyó fuertemente en Martín Lutero y en Juan Huss. Perteneciente a la Escuela de Oxford recibió influencias de Roberto Grosseteste y mantuvo una postura crítica con todas las tendencias de la escuela (nominalistas, realistas y conceptualistas) para terminar adoptando un ultrarrealismo.

Estudió la escolástica en el Colegio de Merton. Maestro del Balliol College desde 1361, obtuvo en 1365 gracias al primado de Inglaterra, Islepo, la dirección del recién fundado Colegio de Canterbury. En 1367 fue destituido por Simón Langham, sucesor de Islepo y Wyclif apeló al papa Urbano V quien ratificó la sentencia del nuevo obispo. A partir de este momento empieza a criticar a los religiosos mendicantes. Coincide temporalmente este ataque, con la decisión de Eduardo III de no pagar el tributo a la Santa Sede. El monarca llevó la cuestión al parlamento y pidió consejo a Wyclif, quien consideró que tratándose de la defensa del estado, no había porque pagar el impuesto. El rey recompensó a Wyclif con la diócesis de Leicester, y más tarde lo convirtió en su capellán.

El monarca nombró a Wyclif uno de los siete embajadores que fueron enviados a Brujas (1370) para dialogar con los comisarios del Papa.

Muerto el rey en 1377, Wyclif fue atacado por el clero y citado por el arzobispo de Canterbury para comparecer ante un tribunal eclesiástico. Contaba con protectores que no le abandonaron, tales como el Duque de Lancaster y regente durante la minoría de edad de Ricardo II y el mariscal inglés Enrique Percy. Tan violenta fue la disputa que se mantuvo entre los eclesiásticos y los defensores de Wyclif que el tribunal concluyó sin haber dictado sentencia.

Anteriormente a este juicio, Wyclif sólo había criticado el aspecto político del catolicismo, pero a partir de este momento atacará también sus dogmas, dirigiendo sus críticas especialmente contra la transubstanciación, de la que dijo que no era más que una ceremonia con pan y vino. Fue suficiente para que desde el catolicismo se le tachase de hereje.

En mayo de 1382, un tribunal juzgó sus obras en Londres, condenando gran parte de la misma, en especial los artículos dirigidos contra la eucaristía. Ricardo II promulgó un edicto contra los partidarios de Wyclif y este no consiguió revocarlo a pesar de contar con el apoyo de la Cámara de los Comunes.

Wyclif se retiró a Lutterworth, y las disputas entre Urbano VI y Clemente VII por la tiara papal hicieron que se retirase la atención que hasta entonces había acaparado el hereje. En Lutterworth, Wyclif se rodeó de sacerdotes que compartían sus predicaciones, al tiempo que traducía la Biblia al lenguaje vulgar y repartía copias de sus traducciones.

Murió en Lutterworth (condado de Leicester) el 31 de diciembre de 1387.

A su muerte, sus enseñanzas y opiniones fueron continuadas por distintos grupos de discípulos (wiclefitas y lolardos) que continuaron la guerra contra el catolicismo.

El concilio de Constanza condenó en 1428 a Wyclif y a sus obras, procediendo a la apertura de su sepulcro y a la incineración de sus restos. También hallaron su fin en la hoguera la mayoría de los escritos de Wyclif.

Los pocos manuscritos que se conservan de Wyclif, se encuentran en diversas bibliotecas y catalogados en el catálogo de los manuscritos originales de Juan Wyclif.

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional