Manuel Barbado Viejo

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Natural de La Cortina (Pola de Lena, Asturias) el padre Manuel Barbado (1884-1945) se incorporó muy joven, como era por entonces usanza, a la Orden de los Predicadores, dedicándose a lo largo de toda su vida con minucioso tesón a los estudios filosóficos y científicos. En la década de 1920, radicado a la sazón en Roma en calidad de profesor de Psicología Experimental del Colegio «Angelicum», Barbado publicó en revistas como Angelicum, Xenia Thomistica, o La Ciencia Tomista toda una serie de artículos dedicados a cuestiones relativas tanto a la psicología experimental como a la psicología racional, que merecen ser leídos aunque sólo sea por su brillantez verdaderamente envidiable, su enciclopédica erudición y su profundidad –cualidades todas ellas que deben sernos desde luego muy caras pero que tan escasas se muestran en nuestros días–. De entre los aparecidos en La Ciencia Tomista destacan trabajos tales como «Boletín de Psicología Experimental» (nº 69, volumen 23, 1921, págs. 377-405), «Boletín de Psicología Experimental (conclusión)» (nº 70, volumen 24, 1921, págs. 80-109) (en la década anterior los interesantes boletines de psicología incluidos en La Ciencia Tomista habían corrido a cargo del docto dominico fray Sabino Lozano), «Ideas viejas y palabras nuevas» (nº 79, volumen 27, 1923, págs. 5-17), «La conciencia sensitiva según Santo Tomás» (nº 89, volumen 30, 1930, págs. 169-203), «Desarrollo actual de algunos problemas de psicofisiología cerebral» (nº 217, 1945, págs. 241-287) o «Distinción específica de los sentidos térmicos» (nº 219, 1946, págs. 294-349) . Desde 1940 Barbado añade a sus ocupaciones docentes la regencia del Instituto Luis Vives de Filosofía y del San José de Calasanz de Pedagogía, anejos ambos al recién creado Consejo Superior de Investigaciones Científicas. En la Revista de Filosofía que dicho Instituto comenzó a editar en 1942, el Padre Barbado publicó también un estudio fundamental cuyo moroso estudio supone un trámite verdaderamente obligatorio para todo aquel que se interese por tales cuestiones y que no podemos dejar de mencionar: se trata de «¿Cuándo se une el alma al cuerpo?» (http://www.filosofia.org/hem/dep/rdf/004p007.htm), aparecido en el número 4 (1943) de la citada revista.

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional