Martín Lutero

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Martín Lutero
Aumentar
Martín Lutero

Martín Lutero (1483-1546). Sacerdote de los Ermitaños de San Agustín, doctor en teología por Wittenberg, se familiarizó con Aristóteles y con Occam durante sus estudios de jurisprudencia en la Universidad de Erfurt. En 1517, durante la predicación de las indulgencias a cargo del sacerdote dominico Juan Tetzel, presentó 95 tesis contra las mismas, y en 1518 fue requerido por el Papa para explicarlas. Gracias a sus contactos, consiguió dispensa del viaje y fue visitado por el representante papal Tomás de Vio (cardenal Cayetano), que no consiguió que Lutero se retractara. En 1519, se reafirmó en sus posturas reformistas de la Iglesia durante la discusión mantenida con Juan Maier von Eck. En 1520, el Papa Pío X condena las doctrinas de Lutero. A pesar de la Dieta de Worms, que tuvo comienzo al año siguiente, Lutero fue apoyado en la reforma de la Iglesia y, para 1531, había realizado una nueva traducción de la Biblia. En 1524, tuvo lugar la polémica con Erasmo de Rotterdam sobre el libre albedrío. En 1529, Lutero y Zwinglio mantienen un encuentro para tratar de armonizar sus reformas, sin conseguir los resultados esperados por ambos. Ante la Dieta Imperial celebrada en 1530, Lutero contó con la defensa y el apoyo a su reforma de Melanchton, quien además consiguió que dicha Dieta se sometiese a la reforma luterana en la Confesión de fe de Augsburgo.

Lutero consideraba a San Agustín como el auténtico intérprete de San Pablo. Se considera que fue influenciado por las Sentencias de Gabriel Biel. Sus obras están escritas en alemán y latín.

«Lutero es el mal, el principio del mal. Lo he leído mucho y es el representante genuino del irracionalismo frailuno, del subjetivismo puro, la antítesis del racionalismo. No hay una figura similar en todo el mundo griego. Es un fraile agustiniano llevado al límite: está totalmente desesperado, confía en un Dios, en una fe transmitida a través de la Biblia, a través de Gutenberg. Es la fe. En el catolicismo esto no ocurre porque lo importante son las obras; la fe queda muy domesticada por las obras y eso da mucho más margen a la duda, a la crítica y a la razón». (Gustavo Bueno)


Enlaces de interés

  • Juan Antonio Hevia Echevarría, «Sobre Lutero y sus mentiras» (http://www.nodulo.org/ec/2006/n052p15.htm), El Catoblepas, núm. 52 (2006), Nódulo Materialista.
  • Lutero (http://buscador.lechuza.org/resultados.php?texto=Lutero&xx=buscar) en Lechuza.
enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional