Teología

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

La teología es un concepto gnoseológico que literalmente significa «ciencia de dios (o de Dios)». Pero esta definición etimológica es totalmente ambigua, porque no especifica de qué dios se trata y de qué ciencia se habla. Por tanto hay muchas clases de teología, que no son meras variedades de un mismo género, por lo que la confusión entre ellas debe ser evitada con todo cuidado. Distinguimos aquí las más importantes:

(1) Teología filosófica o Teología natural metafísica. Es la disciplina fundada por Aristóteles cuyo objeto es tanto demostrar la existencia de Dios (como Primer Motor, Causa Primera... del mundo) como analizar su esencia (Acto Puro, Pensamiento del pensamiento, identidad de su esencia y su existencia, infinitud, unicidad, &c.). También podría decirse que la teología natural se ocupa del Dios de los filósofos, y tradicionalmente ha sido una disciplina desarrollada independientemente de cualquier religión positiva, sea por que se consideraba común a todas las religiones positivas (sobre todo terciarias) sea porque se consideraba ajena por completo a ellas (en el caso de la llamada «religión natural»).

(2) Teología preambular, es una transformación de la teología metafísica de tradición aristotélica para adaptarla a las religiones reveladas, mediante la atribución al Dios de la teología natural de características proporcionadas al mundo o a la conducta humana, tales como bondad, inteligencia, providencia, omnisciencia, omnipotencia, creación del mundo, omnipresencia, &c. La teología preambular sigue siendo filosófica por su método, aún cuando por sus contenidos se aleje ya notablemente de la abstracción propia de la teología filosófica natural.

(3) La teología dogmática, o teología positiva, a diferencia de la teología natural o de la preambular, ya no toma a Dios como objeto formal propio, sino a la revelación que este Dios habría hecho a los hombres, bien directamente o a través de los profetas. La teología dogmática se propone coordinar e interpretar desde categorías filosóficas o científicas los datos de la revelación, y de ahí sus pretensiones de ciencia proposicional. La teología dogmática cristiana, por ejemplo, se ocupa ante todo del dogma de la Trinidad (que está eliminado de la teología natural y de la preambular, puesto que se da por supuesto que el dogma de la Santísima Trinidad es un dogma de fe y no un principio ni una conclusión de razón). La Iglesia católica ha condenado incluso a los teólogos que han pretendido «racionalizar» el dogma de la Santísima Trinidad como si fuera un teorema filosófico. Asimismo el dogma del Corpus Christi es tema central en la teología dogmática cristiana que intenta no ya reducirlo a categorías científicas o filosóficas, sino de reexponerlo con estas categorías sabiendo sin embargo que las desborda.

(4) La teología bíblica se ocupa de la revelación tal como se manifiesta a través de los libros revelados. La teología bíblica se orienta más por los principios de la filología que por los de la filosofía, y de ahí la tensión tradicional entre los teólogos dogmáticos y los teólogos bíblicos.

(5) La teología fundamental pretende ser una disciplina destinada a establecer las razones por las cuales Dios pudo manifestarse en la revelación e instituir, para conservar esta revelación, a la Iglesia católica. La teología fundamental no suele entenderse como parte de la filosofía.

Enlaces de interés

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional