Teoría del flogisto

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Teoría que postula la existencia de un principio físico llamado flogisto para explicar el fenómeno de la combustión. Sus bases fueron establecidas por J. J. Becher a finales del siglo XVI y desarrolladas después por G. E. Stahl a principios del siglo XVIII. Según esta teoría, el flogisto (término procedente de la voz griega phlogiston, φλογιστόν (de phlogistos, φλογιστός), que significa inflamable, se halla en determinadas proporciones en los cuerpos combustibles. Cuanto más flogisto contiene un cuerpo, más capacidad tiene de arder. Cuando los cuerpos combustibles se queman, liberan sus cantidades de flogisto en el aire hasta perderlas totalmente, esto es, hasta el momento en que no pueden arder más. No obstante, la teoría del flogisto debía enfrentarse a un problema: si la combustión se explica por la pérdida de una sustancia (el flogisto), entonces cuando calentamos un metal el peso del residuo quemado debería ser inferior a del metal original. Sin embargo, lo que se observaba era todo lo contrario: el residuo quemado pesaba más que el metal antes de quemarse. Para hacer compatible la existencia del flogisto con estos hechos empíricos, algunos químicos sostuvieron que este elemento tenía un peso negativo. Quien refutó la teoría del flogisto fue el fundador de la química moderna, el francés Antonio Lavoisier. Lejos de admitir el recurso ad hoc del peso negativo, Lavoisier rechazó la existencia del flogisto y explicó la combustión por la combinación del oxígeno del aire con otra sustancia, basándose en la medición exacta de las cantidades de sustancias que intervienen en este tipo de procesos y en la ley de la conservación de la masa.

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional