Tomás Moro

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Tomás Moro
Aumentar
Tomás Moro

Tomás Moro (1478-1535). Nació en Londres, de familia acomodada y noble, ciudad de la que sería alguacil posteriormente. Tras la realización de sus primeros estudios, pasa a formar parte del séquito del cardenal arzobispo de Canterbury, Juan Morton, donde continuó su formación, profundizando en los estudios teóricos. Será, sin embargo, en Oxford en donde completará su formación intelectual, orientada hacia el estudio de los clásicos, entablando posterior amistad con otros humanistas de la época, como Erasmo, Vives, Colet o Lefèbvre d'Étaples, pese a que los deseos de su padre le llevaron a ejercer como jurista y magistrado en Londres.

El interés por la reflexiones políticas y morales que se ve reflejado en sus obras fue acompañado por una participación activa en la vida política de su tiempo. En 1504 es elegido miembro del Parlamento, oponiéndose al absolutismo de Enrique VII, siendo multado y encarcelado a raíz de dicha oposición, viéndose obligado a abandonar la participación activa en la vida política. Con la llegada al trono de Enrique VIII, se ve rehabilitado, siendo nombrado alguacil de Londres y participando también en algunas misiones diplomáticas; el éxito alcanzado en sus actividades le lleva a ser nombrado Lord Canciller de Inglaterra. Sin embargo, su desacuerdo con los planes de Enrique VIII, quien deseaba romper con la Iglesia de Roma y consolidar su poder absoluto, le hacen caer en desgracia, siendo encarcelado en la Torre de Londres, y condenado a muerte y decapitado, finalmente, en julio de 1535.

La obra de Tomás Moro está impregnada de los ideales del humanismo, recibiendo directamente el influjo de los pensadores clásicos, pero teniendo en cuenta las condiciones históricas de su tiempo, lo que se puede observar perfectamente en su conocida obra De optimo reipublicae statu deque nova insula Utopía (Sobre la mejor condición del estado y sobre la nueva isla Utopía), escrita en 1516, bajo la clara influencia de la República de Platón. Se sitúa, por lo tanto, en una tradición utópica ─de reflexión sobre situaciones ideales a las que es imposible llegar─ continuada por La ciudad del Sol de Tomás Campanella y El estado comercial cerrado de Juan Teófilo Fichte.

Enlaces de interés

  • Benito Jerónimo Feijoo, «Virtud aparente» (http://www.filosofia.org/bjf/bjft401.htm), en Teatro crítico universal, tomo IV (1730), Proyecto Filosofía en esapñol.
  • La Utopia de Tomás Moro (http://books.google.es/books?id=9nLTJjXKx70C) 1805 - 156 páginas - Google Libros.
enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional