Anaxágoras

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Anáxagoras, por Lebiedzki
Aumentar
Anáxagoras, por Lebiedzki

Anaxágoras – Αναξαγόρας (Clazómene, c 499 – Lámpsaco, c 428 a. n. e.). Filósofo griego presocrático, geómetra y astrónomo. Se trasladó a Atenas hacia 453. Su amistad con Pericles le valió la acusación de impiedad por parte de los enemigos de éste, siendo obligado a abandonar Atenas en 434. Anaxágoras ha sido considerado por la tradición de historiadores de la Filosofía como un filósofo pluralista, debido a sus tesis sobre el Nous y el mundo sensible.

El Mundo y sus componentes

Anaxágoras sostiene que nada nace ni desaparece. El vacío no existe. Todas las cosas se producen por mezcla (generación) o separación (destrucción) de realidades preexistentes. Este planteamiento suscita un problema: ¿cómo es posible que, por ejemplo, el hueso provenga de lo que no es hueso? Para resolver esta cuestión, Anaxágoras formuló el principio de que «todo está en todo». Esto significa que las cosas de las cuales procede el hueso y que no son hueso deben contener partes mezcladas de componentes distintos entre los que se encuentra también el hueso.

El mundo físico lo contiene todo y es infinitamente divisible. Según Anaxágoras, existen unas «semillas» (spérmata), distintas en forma, color y sabor, que son los componentes de las cosas. Estas semillas no son homogéneas, sino que se diferencian entre sí por la proporción en que se encuentran sus componentes. Tampoco son elementos simples, ya que, al igual que cualquier parte del mundo físico, son divisibles hasta el infinito. Por pequeñísimas que sean, contienen semillas de todos los otros elementos, porque nunca serán tan pequeños que estén compuestos por un solo ingrediente.

«Anaxágoras de Clazomenes, primogénito que Empédocles, no logró exponer un sistema tan recomendable. Pretende que el número de los principios es infinito. Casi todas las cosas formadas de partes semejantes, no están sujetas, como se ve en el agua y el fuego, a otra producción ni a otra destrucción que la agregación o la separación; en otros términos, no nacen ni perecen, sino que subsisten eternamente». Aristóteles, Metafísica, I 3.


El Nous

La palabra griega nous (νους) se traduce habitualmente por «inteligencia» o «mente». Se trata de un ser infinito e impersonal que puede verse como una prefiguración muy cercana a lo que será el Dios de los filósofos (el Acto Puro de Aristóteles, el Dios de la teología natural). El Nous en el pensamiento de Anaxágoras es, sobre todo, dos cosas:

  • Una causa motora, eficiente, al producir el impulso iniciador del movimiento de la migma (la mezcla primigenia informe), a partir del cual se forma el mundo tal como lo conocemos. Una vez introducido el movimiento, el Nous deja de intervenir y los procesos del mundo continúan por sí mismos.
  • Una causa ordenadora o final.
«Anaxágoras se sirve de la Inteligencia como de una máquina, para la formación del mundo; y cuando se ve embarazado para explicar por qué causa es necesario esto o aquello, entonces presenta la inteligencia en escena; pero en todos los demás casos a otra causa más bien que a la inteligencia es a la que atribuye la producción de los fenómenos». Aristóteles, Metafísica, I 4.


Véase también: Homeomerías, Mente, Asebeia y Diógenes de Apolonia.

Enlaces de interés

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional