Jenofonte

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

La escuela de Atenas, por Rafael Sanzio: Sócrates con los discípulos Jenofonte y Alcibíades
Aumentar
La escuela de Atenas, por Rafael Sanzio: Sócrates con los discípulos Jenofonte y Alcibíades

Jenofonte de Atenas (430-354) es conocido por ser una de las fuentes del conocimiento sobre Sócrates, junto con Platón y Aristófanes. Jenofonte retrató a su maestro y amigo en los Memorables, la Apología y el Simposio. Escribió también las Helénicas (continuación de la Historia de la guerra del Peloponeso de Tucídides), la Anábasis y la Ciropedia.

«Nac. en Atenas, y considerado como uno de los socráticos, aunque sin pertenecer estrictamente a ninguna de las escuelas que llevan este nombre, Jenofonte es importante sobre todo en la historia de la filosofía por la figura de Sócrates presentada en varias de sus obras, principalmente en las Memorabilia, pero también en Apología de Sócrates, Económica, Banquete, Educación de Ciro, Hierón, y Sobre la caza, en todas las cuales se encuentran reflexiones éticas y educativas desde un punto de vista socrático. El Sócrates de Jenofonte es un Sócrates mucho menos atractivo que el de Platón: predomina en él el sentido común, la referencia constante a las cosas cotidianas, el tono menor en el lenguaje. Se ha discutido mucho hasta qué punto esta imagen de Socrates y de las ideas socráticas es más fiel que la de Platón, especialmente la del Platón de los diálogos de juventud y de los llamados diálogos dogmáticos. Algunos autores han estimado que el Sócrates platónico es excesivamente idealizado y que el de Jenofonte sirve de eficaz correctivo para el mismo. Otros han supuesto que había en Jenofonte una radical incomprensión para la figura de Sócrates y, por consiguiente, para sus ideas. En todo caso, el Sócrates de Jenofonte es una de las fuentes capitales para la comprensión del filósofo y del socratismo en general. Es común la idea de que en muchos puntos Jenofonte se aproximó al socratismo de los cínicos, aun cuando se ha descartado como excesiva la idea de K. Joël, según el cual Jenofonte fue un filósofo cínico en la mayor parte de sus obras. Junto a la descripción de Sócrates y del socratismo es importante en Jenofonte su doctrina educativa, manifestada en la obra sobre la educación del rey Ciro; lo fundamental de esta doctrina es la presentación del ideal del rey prudente, educado en la filosofía y capaz no sólo de regir su pueblo, sino también de comprender los motivos de su conducta». (José Ferrater Mora, Diccionario de filosofía (http://filosofia.org/enc/fer/fer.htm))

Enlaces de interés

  • Enrique Prado Cueva, «Las ciudades pneumáticas» (http://nodulo.org/ec/2008/n075p13.htm), El Catoblepas, nº 75:13, mayo 2008.
  • Jenofonte (http://buscador.lechuza.org/resultados.php?texto=Jenofonte&xx=buscar) en Lechuza.
enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional