Materialismo histórico

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

El materialismo histórico es la concepción materialista de la historia sostenida por Carlos Marx y los continuadores de sus doctrinas. Esta teoría de los procesos históricos puede entenderse bajo dos aspectos:

(a) El crítico-negativo, en tanto que el materialismo histórico se opone a todo idealismo histórico, esto es, a toda visión de la historia como un conjunto de cambios impulsados en última instancia por las ideas o por la conciencia de los hombres.

(b) El positivo-doctrinal, en el sentido de que se concibe la historia a partir de la forma en que los hombres producen su vida material en sociedad. De ahí que el materialismo histórico destaque los factores económicos y técnicos como verdaderas claves para la comprensión de las dinámicas históricas, ya que de tales factores depende el que los hombres puedan satisfacer sus necesidades. En palabras de Marx:

«Esta concepción de la historia se funda, por lo tanto, en exponer el proceso real de la producción – o sea, partiendo de la producción material de la vida inmediata – y en concebir las relaciones de producción ligadas a este modo de producción y engendradas por él, es decir, la sociedad civil en sus diversas fases, como la base de toda la historia…» (La ideología alemana, trad. de Jaime Vergara.).

Por consiguiente, según la interpretación materialista de la historia, la conciencia que tienen los hombres de sí mismos es el resultado de las condiciones materiales de su vida social, y no viceversa como sostienen los idealistas.

Enlaces de interés

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional