Noema

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

En la fenomenología de Edmundo Husserl, aquello a lo que se refiere la noesis, en tanto que contenido suyo. No son los objetos tomados en sí mismos, sino el modo en el que son dados a la conciencia, presentados a ella de múltiples modos (por ejemplo: un vertebrado es un animal de labranza, de tal color de pelo, &c.). Es decir, que las cosas llevan un sentido que es el que determina su aparición ante la conciencia. La relación de intencionalidad está compuesta por el conjunto de la noesis y el noema.

«El vocablo griego νόημα, noema, significa "pensamiento" en tanto que objeto del pensar; en plural νοήματα [noemata], noemas puede traducirse por "pensamientos". El noema es en este sentido el término, más específicamente, el objeto intencional, de la noesis como intelección o pensar; los noemas son simplemente las ideas, las nociones, el contenido de lo pensado — o, en el vocabulario posterior, el objeto formal. Es frecuente interpretar los noemas como significaciones; en este caso puede llamarse también "significativo" a lo noemático como lo que corresponde al noema o a los noemas, es decir, como la característica de todo noema.

»El vocablo 'noema' ha sido usado por Husserl ante todo como un "sentido" o una "significación" a la cual apunta el acto "tético" o "posicional" de la noesis. Según Husserl, al contenido noético corresponde punto por punto un contenido noemático, es decir, hay una correlación entre noesis y noema. El noema no es propiamente el objeto —en el sentido corriente de esta palabra— porque el noema sigue siendo "inmanente" a la corriente intencional. El noema es como el "blanco" de la intencionalidad noética. El noema posee también una cierta "materia", el llamado "núcleo noemático", pero no se trata de la "capa hilética", sino de una especie de "contenido ideal" (Ideen, § 133).

»Según Joaquín Xirau (La filosofía de Husserl [1941], pág. 142), es interesante notar la diferencia que hay en Husserl al respecto entre las ideas propuestas en las Investigaciones lógicas y las desarrolladas en las Ideas. Mientras en la primera obra Husserl "distingue todavía, a la manera 'realista', entre la conciencia y el objeto independiente de ella", en las Ideas el objeto "se incorpora al noema, y éste no es sino el objeto mismo en tanto que es dado a la conciencia en una forma determinada". Por eso el noema aparece en la última obra como un núcleo o materia de cualidades predicativas; es, por así decirlo, una "significación significada".» (José Ferrater Mora, Diccionario de filosofía (http://filosofia.org/enc/fer/fer.htm))


Enlace de interés

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional