Tales de Mileto

De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Icono de esbozo
Esta entrada de la Enciclopedia Symploké está siendo corregida y ampliada. Uno o varios enciclopedistas están trabajando en ella y revisándola. Ampliándola (http://symploke.trujaman.org/index.php?title=Tales_de_Mileto&action=edit) colaborarás en la mejora esta enciclopedia filosófica.
Tales de Mileto
Aumentar
Tales de Mileto

Tales de Mileto, también conocido como Tales el Milesiano (en griego Θαλής ο Μιλήσιος) (639 ó 624 - 547 a.C.). Nació en Jonia (actual Turquía). Es considerado el primer filósofo, porque fue el primero en iniciar la indagación racional sobre el universo. También es considerado filósofo presocrático, porque nació antes de Sócrates. También se incluye entre los filósofos de la naturaleza, porque en su filosofía él estudiaba sobre la naturaleza, en especial el agua. Y, finalmente, es considerado uno de los Siete Sabios de Grecia. Tales muere el año 547 a.C. Se dice que Tales murió de calor al estar mirando una competencia gimnástica.

Luego Tales fundó su escuela, la cual se conocería como Escuela de Mileto.

«Tales es el fundador del método metafísico, de la metafísica axiomática, fundada en el supuesto de que concebir racionalmente la realidad equivale, en todo caso, a concebir racionalmente la unidad de esta realidad, a concebir la realidad a partir de un principio único (el Arjé, como se llamará más tarde). Esta metafísica, suponemos, es la etapa necesaria para la constitución del racionalismo filosófico, que aparecerá precisamente en el proceso crítico de esa metafísica axiomática en la época de la sofística y en la Academia platónica». Gustavo Bueno, La Metafísica presocrática, Pentalfa, Oviedo, 1974, pág. 47. ISBN 84-400-0959-3


Tabla de contenidos

Biografía

Tales vivió en Mileto (Jonia), ciudad situada en las orillas del Mar Egeo. Sus padres fueron Euxamias y Cleobulina (conocidos también como Examio y Cleóbula). Hay controversia acerca de su origen: puede que Tales naciese en Mileto y fuese de sangre noble o que haya nacido en Fenicia pero haya vivido en Mileto.

Seguramente, como en las islas de Jonia había mucho tráfico con las civilizaciones babilónica y egipcia, podría ser que Tales hubiera ido a Egipto y allí haber estudiado con los sacerdotes, donde habría aprendido geometría. Entonces, es muy probable que los alumnos que tuviera Tales en Egipto fueran, entre otros, Solón y Ferecides de Siros. Más tarde, habría conocido personalmente a Pitágoras y habría estudiado con los sacerdotes de Menfis y de Dióspolis. Luego dejó Egipto y se fue a Babilonia, donde habría aprendido astronomía. También se dice que Tales fue maestro de Anaximandro y de Anaxímenes.

Una de las anécdotas más importantes que se contaban sobre Tales era que él pudo medir las pirámides simplemente midiendo su sombra — cuando la sombra que proyectaba medía exactamente igual que la pirámide —. Esto habría sido aprendido a partir del estudio de la geometría. Según otra anécdota, también pudo predecir un eclipse solar que tuvo lugar en el año 585 a.C., mediante el método que Tales aprendió cuando estuvo en Babilonia.

Pensamiento

Respecto a su obra, se dice que Tales no escribió nada, sino que lo hizo por un medio oral, pero también se dice que hizo obras textuales como Astrología náutica.

Tales creía que la Tierra era un disco que descansaba sobre el agua, también dice que «Todo es agua» o que «Todo está conformado de agua». Tales dice esto porque tomó este pensamiento de la mitología oriental, y además porque Tales veía que la humedad era importante para el desarrollo de la vida.

Algunos de los principales pensamientos de Tales eran que:

  • el agua (hydron) era el inicio de todas las cosas;
  • la Tierra descansa sobre el agua;
  • todo está «lleno de dioses».

Una de las ideas de Tales fue también que la constelación de la Osa Menor era importante para la navegación, según lo escribió en un libro.

Tales y la Escuela de Mileto

Tales fundó la Escuela de Mileto. Una de las características de esta escuela fue el monismo axiomático, según el cual todo se ha formado de una sola materia prima: Anaxímenes creía que era el aire; Anaximandro creía que era el Ápeiron (lo indefinido, lo infinito); según Tales, era el agua.

Teoremas de Tales

Una aplicación del Teorema de Tales
Aumentar
Una aplicación del Teorema de Tales

A Tales se le atribuyen los cinco teoremas siguientes:

  • Los ángulos de la base de un triángulo isósceles son iguales.
  • Un círculo es bisecado por algún diámetro.
  • Los ángulos entre dos líneas rectas que se cortan son iguales.
  • Dos triángulos son congruentes si ellos tienen dos ángulos y un lado igual.
  • Todo ángulo inscrito en una semicircunferencia es recto.

A continuación veremos los dos más importantes.

Primer teorema de Tales

Sean dos rectas (d) y (d') orientadas y concurrentes en un punto O. Sean A y A' dos puntos de (d), y B y B' dos puntos de (d'). Entonces:

OA'/OA = OB'/OB <=> (AB) // (A'B')
Aumentar
OA'/OA = OB'/OB <=> (AB) // (A'B')

Segundo teorema de Tales

Imagen:Teorema_de_Tales_2.png

OA = OB = OC = r, radio del círculo. Por lo tanto OAC y OBC son isósceles. La suma de los ángulos del triángulo ABC vale 2α + 2β = π (radianes). Dividiendo por dos, se obtiene: <BCA>= α + β = π/2.

Otros teoremas de Tales

Donde DE/BC = AE/AC = AD/AC
Aumentar
Donde DE/BC = AE/AC = AD/AC
AB/A´B´ = BC/B´C´
Aumentar
AB/A´B´ = BC/B´C´

Citas célebres de Tales

«La esperanza es el único bien común a todos los hombres, los que todo lo han perdido la poseen aún».

Citas sobre Tales

«Por eso, hay ahora y ha habido antiguamente quienes se han percatado de esto mismo, a saber, de que laconizar consiste en aficionarse al saber mucho más que a la gimnasia, al darse cuenta de que el ser capaz de proferir tales sentencias es de hombres completamente instruidos. A esta clase de hombres pertenecieron Tales de Mileto, Pítaco de Mitilene, Bias de Priene, nuestro Solón, Cleóbulo de Lindos, Misón de Quene y, como séptimo, se mencionaba entre éstos a Quilón de Lacedemonia. Todos ellos fueron émulos apasionados y estudiosos de la educación lacedemonia. Señal de esta su sabiduría son esas sentencias breves, dignas de recuerdo por parte de todos, que, como primicias de su sabiduría, ofrecieron conjuntamente a Apolo en el templo de Delfos, haciendo inscribir estas dos que todos repiten: “Conócete a ti mismo” y “Nada en demasía”». Platón, Protágoras, 342e-343b.
«Tales, fundador de esta filosofía, considera el agua como primer principio. Por esto llega hasta pretender, que la tierra descansa en el agua; y se vio probablemente conducido a esta idea, porque observaba que la humedad alimenta todas las cosas, que lo caliente mismo procede de ella, y que todo animal vive de la humedad; y aquello de donde viene todo, es claro, que es el principio de todas las cosas. Otra observación le condujo también a esta opinión. Las semillas de todas las cosas son húmedas por naturaleza; y el agua es el principio de las cosas húmedas. Algunos creen, que los hombres de los más remotos tiempos, y con ellos los primeros teólogos muy anteriores a nuestra época, se figuraron la naturaleza de la misma manera que Tales. Han presentado como autores del universo el Océano y a Tetis, y los dioses, según ellos, juran por el agua, por esa agua que los poetas llaman el Stigio. Porque lo más antiguo que existe es igualmente lo que hay de más sagrado; y lo más sagrado que hay es el juramento. ¿Hay en esta antigua opinión una explicación de la naturaleza? No es cosa que se vea claramente. Tal fue, sin embargo, por lo que se dice, la doctrina de Tales sobre la primera causa». Aristóteles, Metafísica, I, 3.
«Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía pudo presumir, desde el invierno, que la recolección próxima de aceite sería abundante, y al intento de responder a algunos cargos que se le hacían por su pobreza, de la cual no había podido librarle su inútil filosofía, empleó el poco dinero que poseía en darlo en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quios; y las obtuvo baratas, porque no hubo otros licitadores. Pero cuando llegó el tiempo oportuno, las prensas eran buscadas de repente por un crecido número de cultivadores, y él se las subarrendó al precio que quiso. La utilidad fue grande; y Tales probó por esta acertada especulación que los filósofos, cuando quieren, saben fácilmente enriquecerse, por más que no sea este el objeto de su atención». Aristóteles, Política, I, 4.
«Según la tradición, Tales fue el primero en revelar a los griegos la investigación de la naturaleza, y aunque le precedieron muchos otros, según Teofrasto cree también, les aventajó tanto que los eclipsó a todos. Se dice que no dejó nada por escrito, excepto la llamada Astrología Náutica». Simplicio.
«Tales cree que los vientos etesios, cuando soplan contra Egipto, elevan la masa del Nilo, porque sus corrientes son rechazadas por la hinchazón del mar que se mueve en sentido contrario». Aecio.


Enlaces de interés

enciclopedista

Valid XHTML 1.0 Transitional